Electrónica y Computación

Cómo cambiar disco duro de la MacBook Pro

Publicado por WikiComo

Las únicas herramientas que necesitas son un destornillador de estrella (de punta pequeña) y un alicate plano. El proceso que se expone a continuación corresponde a un MacBook Pro. Para un MacBook Pro Retina y MacBook Air el proceso es similar. Aunque es muy fácil, no realices el cambio de disco duro si no estás seguro de lo que estás haciendo. Lee con atención las siguientes instrucciones y observa cada paso detenidamente en el vídeo siguiente:

1. EXTRAE LOS TORNILLOS

La extracción de todos los tornillos que sujetan la tapa inferior del MacBook Pro se realiza con el destornillador de estrella. Truco Pro: debido a que hay un par de tornillos de longitud diferente al resto, deja cada uno de ellos al lado de donde corresponda, una vez extraído. Así no tendrás problemas a la hora de volver a ajustarlos.

2. IDENTIFICA EL MÓDULO DEL DISCO DURO

El módulo del disco duro es fácilmente identificable

Lo primero que hay que hacer es identificar el módulo del disco duro. Después hay que extraer la pieza de plástico y color negro que sujeta el módulo.

3. EXTRAE LA PIEZA DE SUJECIÓN

La pieza de sujeción de color negro

Para extraer la pieza de plástico que sujeta el disco duro hay que aflojar los dos tornillos. Utiliza el mismo destornillador que empleaste para quitar los tornillos de la tapa, en el paso 1. El disco duro se encaja mediante dos tornillos allen, que deberás extraer posteriormente, cuando lo hayas desconectado (ver paso 5).

4. IDENTIFICA LA CONEXIÓN

La conexión

El siguiente paso es identificar la conexión del disco duro. El siguiente paso será desconectar el disco duro.

5. DESCONECTA EL DISCO DURO

Desconexión del disco duro

Con cuidado, desconecta la pieza tirando alternativamente y suavemente de cada extremo.

6. EXTRAE LOS DOS TORNILLOS ALLEN

Extracción de los tornillos allen que lleva el disco duro que vas a cambiar y que, seguramente, no traiga el que acabas de adquirir.

El disco duro nuevo seguramente no venga con los dos tornillos allen que sirven para encajarlo al mecanismo de sujeción. Por ello, tendrás que extaerlos del disco duro que vas a cambiar y ponérselos al nuevo. Si no dispones de destornillador allen, utiliza el alicate apretando el tornillo y girándolo en sentido contrario a las agujas del reloj.

7. INSERTA LOS DOS TORNILLOS ALLEN EN EL DISCO NUEVO

Operación inversa para que el disco duro nuevo tenga los tornillos allen que sirven de sujeción

Empleando el alicate, pon los dos tornillos allen. Sujétalos con el alicate y gíralos en sentido de las agujas del reloj. No los aprietes demasiado, solo lo justo para que no se muevan.

8. INSERTA EL MÓDULO CON EL NUEVO DISCO DURO

El nuevo disco duro colocado en su módulo

Ahora debes realizar la operación inversa: conecta el disco duro apretando suavemente la pieza de conexión (encaja un poco cada extremo alternativamente), colócalo en el módulo haciendo que los tornillos allen encajen en su sitio. Finalmente, vuelve a atornillar la pieza de plástico de color negro que sujeta el disco duro.

9. APRIETA LOS TORNILLOS DE LA TAPA

Coloca cada tornillo de la tapa atornillándolos suavemente. Si los dejaste al lado de cada agujero, no tendrás problema a la hora de identficar cada uno de ellos para que vayan en su lugar.

Autor: Antonio Cambronero